Bienvenido al Sitio de Cuba Ron S.A.

La Corporación Cuba Ron S.A. es la organización que se ha erigido como productor de grandes marcas de ron en Cuba, depositaria de las más fieles tradiciones de la cultura ronera cubana.

Ver los términos de Uso

Noticias

Buscar

Tomado de: Travel Trade Caribbean

Cada 16 de agosto se celebra el Día Internacional del Ron, bebida que, cuando se habla de Cuba es de obligada referencia. Para conmemorar la fecha TTC conversó en exclusiva con la Corporación Cuba Ron S.A. organización que se ha erigido como productor de grandes marcas que distinguen al país caribeño.

¿Cómo celebra la corporación el Día Internacional del Ron?

La Corporación Cuba Ron S.A celebra el Día Internacional del Ron con la alegría de representar mundialmente al ron ligero cubano, símbolo de las más auténticas tradiciones culturales e identitarias de nuestra nación.

Pero lo celebra también con fortalezas logradas en todos estos años de trabajo que nos permiten hoy posicionarnos entre los principales líderes productores y comercializadores de espirituosos a nivel mundial, con el respaldo fundamental de nuestros socios comerciales y los saberes de los Maestros que integran el Movimiento de Maestros del Ron Ligero Cubano.

Es esta fecha también motivo para el recuento de hasta dónde hemos llegado y proponernos nuevas metas que, indiscutiblemente, nos harán trabajar aún más fuerte para mantener lo logrado y subir cada vez un peldaño mayor, no sin antes dar las gracias a los miles de trabajadores que hoy integran la gran familia de esta corporación, y que han hecho de nuestras industrias y del ron ligero cubano parte de sus corazones, consagrándose a esta obra con compromiso pero también orgullo nacional.

¿Qué lugar ocupa el ron dentro de la identidad nacional?

El ron es todo un símbolo dentro de la cultura cubana, pues es una de las bebidas favoritas de Cuba para degustar solo o en cocteles. Además, ha sido fiel acompañante de los cubanos durante más de 150 años de historia y tradición. Ha estado presente en momentos de alegría, de celebración, y también ha sido un fiel acompañante en los momentos de tristeza y de dolor del pueblo cubano. Ha sido fuente de inspiración de poetas, escritores y artistas de manera general, así como de intelectuales que alimentaban pensamientos patrióticos y hacían cultura. El ron corre por las venas de todos los cubanos como una parte indisoluble de su identidad y representa el carácter alegre, hospitalario, multicolor que los caracteriza.

Desde sus orígenes ha estado estrechamente vinculado a todas las etapas sociales e históricas de nuestro pueblo, se percibe sensorialmente ardiente y profundo al igual que el temperamento de los cubanos, concebido a partir de mezclas de la misma manera en que la sociedad cubana se encuentra compuesta por una influencia de varias etnias interrelacionadas entre sí, de ahí la importancia de divulgar la historia del ron cubano como expresión cultural e histórica.

El ron cubano (y el aguardiente de caña como producto que le da origen) se encuentra muy arraigado en el imaginario popular, forma parte de mitos, pero también de realidades, es utilizado en ceremonias religiosas afrocubanas, es utilizado en todo tipo de festividad realizada, no se consume ron de una botella sin verter al piso la cuota de los dioses, es utilizado para la confección de remedios, jarabes y otros preparados para la cura de enfermedades aspecto con una marcada línea tradicional. Estuvo presente en nuestras guerras de independencia donde se consumía como ración de soldados para fortalecer el cuerpo y el espíritu, pero también para curar heridas.

Sin dudas tiene una larga tradición tanto en su producción como en los hábitos de consumo del cubano. A partir de él se desarrolló la coctelería cubana que también tiene una amplia difusión nacional e internacional y constituye de hecho otra tradición dentro de la gastronomía de Cuba. Además, es uno de los principales productos de exportación del país.

El ron y el Habano devienen embajadores de Cuba en cualquier escenario, no hay obsequio más fino y agradecido que una botella de ron cubano entregada con el carisma que nos caracteriza, es por esto que no podríamos avanzar en la producción de nuevos rones si no salvaguardamos el legado recibido por generaciones anteriores.

¿Qué productos conforman actualmente la cartera de productos de Cuba Ron?

La Cartera de Productos que comercializa Cuba Ron S.A. abarca varias categorías dentro de los espirituosos. En el mercado nacional comercializamos la marca Cubay con ocho surtidos que comprenden desde el tradicional Carta Blanca hasta rones extra viejos y extra añejos con reconocidos premios nacionales e internacionales, así como una amplia gama de 12 licores Cubay para el desarrollo de la coctelería.

Distribuimos además las marcas Perla del Norte y Santa del Norte con los tres surtidos habituales dirigidos principalmente al sector hotelero. Reconocido por el mercado se encuentran también el Isla del Tesoro, Aguardiente Sao Can, el Elixir Cubay 33 y la gama de Vinos Soroa.

Somos además distribuidores de la marca Santiago de Cuba en el territorio nacional. En el mercado internacional comercializamos las marcas Cubay, Perla del Norte, Isla del Tesoro, Kawama, Sao Can y la marca Eminente bajo la modalidad de Contrato de Asociación Económica Internacional.

Se impone hablar de los Maestros del Ron Cubano, cuyos saberes son Patrimonio Nacional y aspirantes a ser incluidos en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

¿Cuánto aporta este conocimiento único, tradicional, heredado de generación en generación a la autenticidad del ron cubano?

Durante los primeros años del siglo XIX se comenzaron los intentos por mejorar la calidad de los aguardientes y los rones cubanos a partir del incremento de las exportaciones fundamentalmente a España. Fueron muchos los intentos y las modificaciones realizadas por los entonces productores para ir logrando un ron más refinado que se despegara de la manera tradicional del ron fabricado en el Caribe considerado como rones pesados por su manera de realizar los procesos de fermentación y destilación. En 1862, la Real Sociedad Económica de Amigos del País ofreció premiar, con una medalla, los estudios sobre fabricación de aguardientes dentro del programa de una Exposición que preparaba. Por esa fecha ya se elaboraba en Santiago de Cuba un ron de superior calidad: un producto ligero, transparente y libre de olores indeseables, es por esto que se toma esta fecha como inicio de la producción del ron ligero cubano con características sensoriales propias que evidenciaban el origen en el aguardiente proveniente de la caña de azúcar pero elaborado de una manera diferente.

La producción de ron en este periodo también se fue extendiendo geográficamente hacia las zonas centrales y occidentales de Cuba, incorporando más productores que aportaron con su experiencia a la mejora y refinamiento de este ron ligero.

Todo este conocimiento empírico se fue transmitiendo de manera generacional entre los antecesores de los actuales Maestros del Ron Cubano. Ahí radica su importancia: el celo, la disciplina, el rigor en el trabajo condujeron a la creación de un ron diferente en aroma y sabor con una huella inconfundible reconocida internacionalmente desde el lejano 1876 en que participa por primera vez en una Exposición Internacional en Filadelfia, Estados Unidos hasta la actualidad, en donde continua el reconocimiento en todos los países del mundo en los que se comercializa.

Estos saberes constituyen nuestro mayor legado. La cadena no interrumpida es la que imprime ese sello de autenticidad y lo convierte en elemento cultural e identitario de nuestra nación. Con su vocación y entrega, los Maestros salvaguardan toda esta experiencia acumulada, la mejoran y transmiten, pero sin alterar su esencia, arte que mantiene el equilibrio imprescindible entre lo novedoso y lo tradicional.

El equipo de Maestros del Ron Cubano, altamente calificados, es una de las mayores fortalezas de Cuba Ron y del país en la actualidad. Sus saberes constituyen un alto valor agregado al ser parte de un conocimiento transmitido de generación en generación, que abarca desde la protección de las bodegas de añejamiento, conocer su contenido y características, la historia de cada barrica hasta saber qué mezclas producen un determinado aspecto, aroma, sabor y textura. Son saberes que combinan ciencia, tradición, innovación y sensibilidad, unido a la particularidad que distingue a cada Maestro en la defensa e interpretación del ron cubano y los hace únicos.

Precisamente, el hecho de que esos saberes se transmitan de generación a generación es lo que los ha convertido en una cultura, pues cada Maestro, además de preservar esa cultura heredada aporta nuevos elementos, que convierten cada vez más la producción del ron en un proceso complejo y único, espiral de desarrollo ininterrumpido que refuerza continuamente su autenticidad como un producto genuinamente cubano.

La coctelería es otro de los ámbitos que distingue la calidad del ron cubano y que ha contribuido a su fama mundial ¿Qué importancia le conceden?

Remontándonos un poco a la historia, en la época de la primera Guerra Mundial (1914-1918) se fomenta un desarrollo de la industria azucarera y sus derivados y se incrementan las exportaciones de rones y licores y el turismo, lo que propició el auge de los bares muy visitados en aquel momento por marines norteamericanos, artistas y personajes vinculados a la política. Como resultado se produce un auge de la coctelería y la incorporación de nuevas mezclas confeccionadas con rones cubanos. En 1915 se publica el primer Manual de Cantineros de Juan B. Escalante con más de 265 recetas.

En 1924 se funda la Asociación de Cantineros de Cuba, la cual mantiene hasta la actualidad un vínculo indisoluble con la producción de rones. A partir del trabajo realizado por los cantineros cubanos durante todos estos años se ha logrado transmitir parte de la cultura ronera cubana dentro y fuera del país; la coctelería ha avanzado y se ha mantenido a tono con las tendencias internacionales, aunque sin perder su esencia.

Si bien inicialmente se utilizaban preferentemente rones blancos, se han ido incorporando rones añejos y hasta cocteles añejados, todo un derroche de creatividad y belleza en sus presentaciones, siempre con la prevalencia del uso de nuestros legítimos rones, de inigualables propiedades sensoriales.

La coctelería ha jugado en el desarrollo del ron cubano un papel primordial, y ha sido su fiel acompañante en la preferencia del consumidor. Es también Cuba la cuna de tres grandes cocteles: Mojito, Daiquirí y Cuba Libre, que han recorrido el mundo, y cuyos sabores están imperecederamente asociados al ron cubano.

Los cantineros cubanos se han preparado con seriedad, se han creado espacios para colaborar con la capacitación de los mismos y han demostrado en disimiles competencias nacionales e internacionales su calidad y compromiso cultural.

El creciente desempeño y reconocimiento del trabajo de la Asociación de Cantineros como elemento importante en la cultura ronera cubana se materializa en la reciente declaración de la IBA donde se oficializa a Cuba como sede del Campeonato Mundial de Cocteleria en 2022, importante escenario de encuentro entre profesionales del ramo.

Recientemente fueron premiados productos como el Cubay Extra Añejo 1870 y el Eminente Reserva de Cuba ¿Cómo evaluarían el actual posicionamiento del ron cubano en el mercado internacional y especialmente en el área caribeña donde existe una fuerte tradición ronera?

El haber obtenido en un mismo año premios como el otorgado por el Instituto Internacional de Sabor y Calidad con dos estrellas al ron Cubay Extra Añejo 1870 por su excelencia; la Medalla de oro en el certamen China W&S Awards, concurso de vinos y licores más grande y prestigioso de la nación asiática; y Medalla de plata en el concurso IWSC en la categoría de 6 a 10 años al ron Eminente Reserva 7 años en representación de la región central del país, es una muestra del reconocimiento de la calidad y valía del ron cubano, y de su aceptación a nivel internacional en los escenarios más exquisitos con el aporte de una complejidad renovada.

Estas listo para aprender de la coctelería cubana?
Comienza Ahora
Edición Limitada

Ron Siglo y Medio

Para conmemorar el aniversario 150, los Maestros Roneros de Santiago de Cuba prepararon un nuevo producto, único e irrepetible, con una producción limitada por su increíble calidad. Ahora presentamos un producto que es la excelencia misma, algo sublime preparado con mucho amor, entrega y misticismo, en honor al genuino y auténtico Ron Cubano de siempre.

Grado alcohólico: 40%

Color: Medio-Oscuro

Calidad: 100%

Edición Limitada

Cubay Carta Blanca Extra Viejo

Único e irrepetible, de extraordinario sabor y delicado aroma, el ron cubano proviene de la caña de azúcar, que con su dulzor característico y su espíritu, expresado en un magnífico aguardiente sabiamente añejado, unido a los secretos centenarios de los Maestros Roneros cubanos, son el complemento de esta mítica creación.

Grado Alcohólico: 40%

Color: Claro-ambar

Calidad: 95%

Edición Limitada

Ron Santiago de Cuba 500

En boca resulta un mágico viaje por los variados y suaves sabores de frutos y especias que crecen en esta tierra. El Ron Santiago de Cuba 500 es ciento por ciento, encuentro privilegiado con el carácter del santiaguero.

Grado Alcohólico: 40%

Color: Oscuro

Calidad: 100%

Edición Limitada

Ron Isla del Tesoro

Es una mezcla de bases de rones muy añejados en el tiempo, en preciados "cofres preciosos", que engendran una vez más la "joya maravillosa" del Ron Cubano, nacido de la sabiduría, la entrega y el quehacer de la pujante Industria Ronera de Santiago de Cuba, con más de 150 años dedicados a la fabricación del genuino "Ron de siempre".

Grado Alcohólico: 40%

Color: Medio

Calidad: 95%