En 1996 conmenzó a trabajar en la Ronera Santiago de Cuba formando parte del primer grupo de adiestrados universitarios recibidos por esta entidad. Durante su adiestramiento por las diferentes áreas de la Ronera demostró mucho interés y preocupación en adquirir conocimientos específicos y desarrollar aptitudes  que serían aplicadas  en su posterior desempeño. Una vez culminado el adiestramiento ocupó la plaza de Tecnóloga en la UEB Añejamiento y Tonelería y unos meses después se le otorgó la plaza de Jefe del Departamento de Fabricación de la UEB Añejamiento y Tonelería donde trabajó directamente a la producción desempeñándose satisfactoriamente siendo seguida y respetada por sus subordinados.

Actualmente se desempeño como especialista  en tecnología en la dirección de operaciones.